Buscar este blog

sábado, 9 de junio de 2012



08.06.2012 | El economista Ricardo López Murphy habló sobre el tema dólar. En declaraciones a la 99.9, destacó: “Me parece inevitable que haya dos tipos de cambio”. Además, indicó qué políticas se deberían utilizar para salir del problema.

El delicado momento económico que vive Argentina lleva a que distintos analistas expongan sus ideas sobre la forma en la que el gobierno de Cristina Fernández debería enfrentar el tema dólar.
Uno de ellos es Ricardo López Murphy, quien esta mañana, en declaraciones a la 99.9, comparó la situación actual con la del 2001: "En el pasado hubo una tormenta perfecta, todo lo que podía salir mal en el resto del mundo, nos ocurrió. Nada de eso está pasando hoy, el resto del mundo para Argentina sigue siendo favorable, pero hemos hecho un descalabro interno formidable. En 2006 teníamos alrededor de 70.000 millones de gasto público, ahora gastamos 250.000 millones. Eso inexorablemente termina en un problemón, no lo aguanta esta economía. Por eso hay doble mercado, presión inflacionaria y receso", señaló.
Gran parte de estos problemas son explicados a través de los pagos de la deuda que el país contrajo en el pasado, pero para López Murphy no es un tema de relevancia. "Los pagos de la deuda no son cifras muy importantes, son pagos de un punto y medio del PBI, nada de eso debería ser una dificultad. El problema fue tratar que el tipo de cambio se mantenga a un nivel absurdo divorciado de la realidad, y en ese divorcio está ese acto de prepotencia frente a la realidad que genera los problemas que estamos teniendo", luego abundó: "Hay que mirar lo que está pasando con la pesca en Mar del Plata, lo que pasa con la industria textil, el sector agropecuario; ahí se ve con claridad. Si hacemos la corrección cambiaria inevitable, sensata, de volver a un tipo de cambio de hace dos años atrás, en términos reales mejoraría enormemente la competitividad, tranquilizaría, corregiría los problemas que están afrontando los sectores competitivos con el resto del mundo. Tendríamos un mecanismo mucho más sano".
Los anuncios oficiales hablaban de una normalización de la compra de dólares recién para el mes de agosto de este año, pero para el economista, las perspectivas no son tan claras. "No creo que se normalice la compra de divisas para agosto, el problema es más estructural y ahora no es tan sencillo. Por más que tuviéramos un tipo de cambio como en el 2010, a 5,70, tampoco aguanta en el corto plazo, habrá dos tipos de cambio, es inevitable: uno turístico y financiero, y el otro comercial", explicó.
Por otro lado, destacó que en realidad es mucha la gente que compra dólares, más de lo que se anuncia desde el Gobierno. "Aproximadamente 4 millones de familias compran dólares, que son el 35% de las familias que tenemos. ¿Qué es lo que se hace para trampear? Dicen que los ancianos y niños no compran dólares. Si se compara la familia con la población total, le da el 11%. Pero la forma correcta es con el número de familias sobre el total de familias, que da un número razonable que va entre 35 y 40% que pueden comprar dólares".
En ese marco, López Murphy fue claro en cuanto a lo que se debe buscar en términos económicos para recomponer la situación: "Se necesita un programa más sensato, consistente y coherente aún en los valores y criterios del Gobierno. Sobre esa dimensión, una unificación de la conducción económica donde los temas cambiarios en vez de ser tratados por un senador o por el ministro del Interior, pasen a ser tratados por el ministro de Economía y el presidente del Banco Central. Eso es lo lógico en cualquier país del mundo", concluyó.


Fuente: Noticias y Protagonistas | http://tinyurl.com/6m6xw2a