Buscar este blog

lunes, 5 de julio de 2010

"Mi intuición me dice que España se está pareciendo a Argentina"

Durante su ponencia, "Crisis financiera y de la deuda, ¿una latinoamericanización de Europa?", Ricardo López Murphy ha evaluado la situación económica de España con guiños a la crisis vivida por Argentina a comienzos de 2001, lo que ha aprovechado para "hacer un reconocimiento del auxilio que el Gobierno español de la época [refiriéndose al Ejecutivo de Aznar] prestó a Argentina en 2001 y que evitó que se impusieran políticas bolivarianas chavistas". En alusión al momento que atraviesa la economía española, ha apuntado que "es vital que se recupere la solvencia y la credibilidad, así como efectuar una drástica corrección del sistema de pensiones".

Ha precisado que él cree mejor "un ajuste en el largo plazo que en el corto. No va a generar recursos hoy, pero genera expectativas, y eso es credibilidad. Mi propuesta sería subir un año la edad de jubilación cada cinco años, de modo que en 2030 el retiro quedara fijado a los 69 años". Por otro lado, "la recuperación de la competitividad perdida pasa por reparar el desequilibro estructural fiscal", ha dicho.

En su análisis de la situación española, el ex ministro argentino ha aseverado que "en el caso español, es crucial saber cuánto de la deuda privada se va a convertir en deuda pública. La consigna es reducir ésta a niveles extremadamente bajos". "Cuando se tiene un déficit de más de 10 puntos, se tiene un problema muy grave. Mi sugerencia es no permitir el endeudamiento de los gobiernos subnacionales", ha continuado. A su juicio, además, en España, como "especialmente en todo el sur de Europa, se ha vivido un clima de negación de la realidad".

"Mi intuición me dice que España se está pareciendo a Argentina, donde la presión fiscal para lo que pagan es estremecedora porque, sencillamente, la mayoría se declara exenta", ha lamentado. Este apunte ha sido aprovechado por López Murphy para sugerir, dentro de un extenso capítulo de reformas estructurales, "una imprescindible bajada de impuestos laborales". "Esa devaluación imposible de hacer dentro del euro debe efectuarse a través de los impuestos", ha manifestado.

López Murphy, al que el director del Área de Economía de FAES Fernando Navarrete ha calificado como "una de las voces más relevantes de Iberoamérica en materia de economía", ha asegurado que "hay razones para creer que el mundo va a crecer a tasas del 4 ó 5 por ciento de media". Sobre el riesgo de recaída de la crisis, ha afirmado que "probablemente sólo un derrumbe europeo lleve a una nueva recesión".