Buscar este blog

martes, 5 de febrero de 2008

Acuerdo Kirchner-Lavagna

Estimados lectores,

Durante estos días me preguntaron mucho sobre la alianza de Roberto Lavagna y Néstor Kirchner. Me gustaría compartir con ustedes parte de un artículo escrito por Guillermo Godoy, donde reconoce que yo había advertido sobre este acuerdo en plena campaña presidencial.
Saludos cordiales,
Ricardo
...[Respondiéndole al líder de recrear, Ricardo López Murphy, sobre sus dichos sobre el ex ministro, alegué: "Lavagna no es igual a Kirchner. El hecho que haya formado parte del gobierno nacional no lo torna en una burda copia de un mal ejemplo. Con los mismo parámetros podría decir que Pellegrini (¡si, el hombre que hizo!) era igual a Juárez Celman y el principal responsable de la debacle financiera porque formó parte de la conducción dominante. Pellegrini integró el proyecto político que causó la crisis del 90, pero también, fue el principal gestor de la recuperación Argentina. Pellegrini no era igual a Juárez Celman, Lavagna no es igual a Néstor Kirchner."]...
...[Por otro lado, el propio López Murphy me respondió a mi casilla personal. Al respecto decía: "Lavagna es un proyecto a nuestras antípodas, que no difiere conceptualmente de Kirchner, salvo en los comentarios y actitudes groseras, que no las tiene en igual magnitud. El pretende, el país cerrado y corporativo del pasado y en ese sentido, es más adversario que Kirchner, cuya política en todo caso discurre por razones pragmáticas, por la misma senda. El presidente carece de un marco referencial y no ha sido preparado para ello. Solo le preocupa quedarse en el poder con la variante que sea".
Los acontecimientos actuales, la reconciliación Lavagna- Kirchner, demuestran cuan equivocado estaba yo, y cuanta razón tenia López Murphy y los críticos de aquel artículo, sobre el punto en referencia.
En este sentido va mi reconocimiento y sincera autocrítica. Solo queda reflexionar sobre el significado de este acontecimiento político, que es extraordinariamente importante, ya que plantea una catástrofe institucional, si se considera que tres millones de argentinos votaron la candidatura de Roberto Lavagna, que se sustentó en criticar al oficialismo con el cual hoy se asocia.
Quizás en un contexto tan peligroso como el actual, los detalles ideológicos debían pasar a segundo plano, pero en aquel momento me olvidé de las consideraciones morales y de los límites éticos, que alguna vez unió a dos personalidades dispares en lo ideológico, como Carrió- López Murphy. En este sentido, debo darle la razón a los dichos de Carrió con motivo de la posibilidad de alianza con el líder de recrear: "el problema de Argentina no es ideológico, sino moral".]...
Guillermo Godoy para Corrientes Noticias

2 comentarios:

darío dijo...

Estimado Ricardo:

Muchas gracias por darnos este espacio para que aquellos que creemos en usted nos expresemos.
Con respecto a Lavagna, era sabido que siempre fué un títere de Kirchner, pero la gente tarde o temprano se dará cuenta de esta estafa.
Saludos y Fuerza.
Darío.

Anónimo dijo...

¿Quién dijo que era fácil construir una fuerza política decente?
Empezamos con todo, con el aluvión de 3,5 millones de votos hacia su persona en 2003.
La realidad nos muestra que solo veremos resultados a futuro si no bajamos los brazos, bregamos, logramos "llegar" a la sociedad con nuestro mensaje, nos seguimos preparando.
Las empresas grandes empiezan bajo el impulso de alguien que tiene características no comunes, como Usted, y se desarrollan con el trabajo paciente de miles que, convencidos de que “vale la pena”, ponen el hombro a pesar de la dificultad.
Nadie dijo que era fácil, no lo dijimos en 2002 cuando nacimos. Lo que es bueno cuesta.
Somos conscientes de que tiene gran sentido que exista nuestra fuerza política. Y aquí estamos.

Saludos.