Buscar este blog

martes, 8 de septiembre de 2015

López Murphy y situación del agro en Argentina: “Lo más grave son las medidas restrictivas”

 

economista
25 agosto, 2015
 
Además, analizó la situación a nivel político del país que enfrenta un nuevo proceso eleccionario.
 
En conversación con Faro Económico de Radio Agricultura el economista argentino, Ricardo López Murphy,  se refirió a la contingencia del área y al proceso eleccionario en su país de origen. Con respecto al último punto explicó que es un sistema de dos vueltas con la excepción que en la primera uno de los candidatos tenga un 40% con una diferencia de 10 puntos o que tenga un 45%.
 
“Lo que hemos tenido recientemente de primarias abiertas simultaneas y obligatorias, la ventaja que tiene es que es mucho mejor que una encuesta y es como tener la población completa y permite facilitar la percepción de cuál es el nivel de apoyo. El oficialismo ha tenido una baja y la oposición se ha presentado fraccionada y en consecuencia a pesar de haber bajado mucho el oficialismo lo pone en una ventaja en comparación a la oposición”, indicó.
 
López Murphy, destacó la caída del oficialismo ya que muchas encuestas de opinión señalan que la popularidad es muy alta. “La gente le tiene pánico a lo que paso en Brasil y tiene- yo creo que equivocadamente- la convicción de que si vota por el oficialismo no va a ver cambio y cambios van a existir porque la situación que tenemos es insostenible (…) En mi opinión la popularidad (Dilma Russef) se derrumba básicamente en mi opinión porque después de la elección tuvieron que reconocer los problemas que estaban más allá de los episodios fuera de la economía”, afirmó.
 
Según el economista en una sociedad se vota colocando en prioridad los temas económicos, ya que argumentó que al gobierno que le va bien es aquel que económicamente es difícil derrotarlo y agregó que una administración que tiene dificultad en el área es muy difícil de sostenerse.
 
Al ser consultado cómo el oficialismo en Argentina a diferencia de lo ocurrido en Chile y Brasil mantiene altos niveles de popularidad, López Murphy indicó que ha “logrado un control argumental de los medios de comunicación (…) La información, la capacidad de los que no son parte de las fuerzas gubernamentales de difundir es muy inferior a la capacidad del oficialismo, es mejor a lo que ocurre en Venezuela pero inferior a una sociedad abierta”.
 
Además, añadió que en Argentina se ha implementado un Estado “clientalista” donde el partido oficial maneja planes sociales y a su juicio hace pensar que cambiar el poder puede afectar mucho. “Yo diría que existe temor a que esa máquina electoral cambiaría,  no creo que ahí este el núcleo de cualquier reforma”, indicó.
 
En relación a la visita a Chile con la Fundación para el Progreso sostuvo que vinieron a una reunión anual que se realiza, donde participan 70 estudiantes de todo Latinoamérica y donde se discuten distintas tipologías de organización de la sociedad.
 
El economista también se refirió a las diferencias entre el agro y el gobierno en Argentina, ya que una serie de decisiones han provocado la molestia de los involucrados con el sector. Hace 14 años que un Presidente no asiste a la inauguración de la feria ganadera más importante del vecino país.
 
De acuerdo a lo expresado por el experto todo parte por el tema tributario, a lo que se suman los impuestos que han subido de una manera- a su juicio- extravagante en particular para el sector. “En Chile, Argentina y distintos países del mundo el agro no es un tema homogéneo y existe cierta heterogeneidad que tienen que ver con los suelos y tipos de climas. El sector del agro estrapampeano, es lo más parecido al agro chileno, ese sector se encuentra destruido”, manifestó.
 
Según el economista lo más grave son las medidas restrictivas, como la prohibición de exportar carne y trigo. “La conjunción de todo ha generado un nivel de conflictividad (…) El grado de devastación que tienen muchos y las pérdidas que tienen muchos hace pensar que vamos a tener una menor producción el próximo año”, indicó.