Buscar este blog

miércoles, 7 de enero de 2015

Entrevista para Inversor Global



Ricardo López Murphy, ex ministro de Economía:
 
“Si quisieran, el cepo podrían sacarlo mañana a la mañana”


 
El político conversó en exclusiva con Inversor Global y dio su picante mirada sobre la realidad argentina.
Advierte un desequilibrio presupuestario explosivo y asegura que el próximo gobierno heredará “una situación extremadamente delicada”.
11


 
 
Luz de Sousa Quintas

 
Cuadro de texto: C
 
andidato a Presidente en 2003 y 2007, y a Jefe de Gobierno en 2011, Ricardo López Murphy niega todo rumor y asevera que hoy no se imagina como tal, pero a su vez, asegura que va a “trabajar todo lo que pueda para que el país cambie de gobierno”.
 
Alejado de las confrontaciones mediáticas, el ex ministro de la Alianza charló en exclusiva con Inversor Global y analizó el presente y futuro de la economía argentina. Sostiene que el Gobierno se contradice en sus expresiones y que toma medidas que “agravan los problemas hacia el futuro”.
 
“Han puesto calmantes y analgésicos, pero no han hecho nada para curar la enfermedad. El próximo gobierno va a recibir una situación extremadamente delicada”, sentencia en esta entrevista.
 
¿Cuál es el principal desafío económico que enfrenta la Argentina?
 
El modelo organizativo. Un sistema que no refleja los precios relativos y que induce a un desempeño de muy baja calidad a todo el esfuerzo que hace la Argentina. Necesitamos volver a un modelo como el que tienen nuestros vecinos de Chile, Uruguay y Perú. Un régimen de precios sin grandes distorsiones que no induce a actividades artificiales y que no concentra a todo el mundo en ver cómo eludir las restricciones o cómo lidiar con las regulaciones en vez de producir.
 
¿Qué medidas cree que debería tomar el próximo ministro de Economía?
 
Volver a un régimen más libre de decisiones por parte de todos los agentes económicos, incluidas las transacciones externas. Ayudaría enormemente…
El cepo es un tremendo atentado a la inflación, que podrían sacar mañana a la mañana si quisieran. Eso no es difícil de hacer, lo que pasa es que si lo sacan se van a empezar a ver cosas que ahora no se ven. Por ejemplo, que el dólar financiero y turístico es mucho más alto que el dólar actual.
 
 
“HAN PUESTO CALMANTES Y ANALGÉSICOS PERO NO HAN HECHO NADA PARA CURAR LA ENFERMEDAD. EL PRÓXIMO GOBIERNO VA A RECIBIR UNA SITUACIÓN EXTREMADAMENTE DELICADA”.
 
 
¿Y si no es difícil, por qué no se hace?
 
Porque se prefiere mantener un precio artificial para el dólar, esto le permite a todo el Estado actuar casi como un dador de favores. Usted para hacer una importación tiene que hacer una gestión enorme y tener amigos en el Gobierno, para pagarlas lo mismo, para sacar los dólares también. Es un régimen que le da un enorme poder a la burocracia aunque la economía funcione como el demonio.
 
¿Se imagina como candidato?
 
Hoy no tengo los recursos económicos que una candidatura implica, pero veremos cuáles son las circunstancias. Sí sé que voy a tratar de que el país cambie de gobierno, en eso voy a trabajar todo lo que pueda.
 
“Argentina no va a negociar con los buitres porque no está preparando las cosas para eso. No tiene voluntad ni disposición de llegar a un acuerdo”.
 
¿Cómo ve a la oposición?
 
Tiene que hacer la mejor elección y buscar la gente que le dé los mejores resultados. Si en alguna ocasión o por alguna circunstancia yo pudiera contribuir en eso, lo haría. La clave es que se busque la construcción de un pacto de gobernabilidad y una gran coalición de gobierno. Si se hablara con ese lenguaje, al estilo de lo que hizo la oposición venezolana, a toda la oposición le iría muy bien.
 
Hace unos meses usted pronosticaba para diciembre una “explosión presupuestaria y monetaria” y una crisis muy delicada para enero y febrero…
 
Esa explosión el Gobierno la ha controlado con una enorme colocación de deuda. Han logrado colocar un monto abrumador, que creía que no lo iban a hacer porque dijeron que iban a desendeudarse, pero este año se van a endeudar por alrededor de US$ 28 o US$ 29 mil millones. El Gobierno contradice sus expresiones, pero esta enorme colocación de deuda que han hecho, incluyendo los swap con China y con Francia, las ventas de activos a precios regalados y las concesiones petroleras, posterga por unos meses el problema y lo agrava en el futuro.
 
¿La Argentina va a negociar con los holdouts?
 
No va a negociar porque no está preparando las cosas para eso. No tiene voluntad ni disposición de llegar a un acuerdo. No veo que haya una salida pronta. Se van a tomar un tiempo. El Gobierno va a tratar de seguir endeudándose, colocando bonos como hicieron este año y vendiendo activos a precios regalados. Como todo lo que anticipaba que iba a ser más grave para febrero-marzo, todo lo que han hecho, esa inmensa colocación de deuda lo único que hace es prorrogar el problema, no solucionarlo. Han puesto calmantes y analgésicos pero no han hecho nada para curar la enfermedad. El próximo gobierno va a recibir una situación extremadamente delicada.
 
Y para resguardarse de esta situación, ¿en qué invierte el dinero?
 
Si uno tiene estómago y aguante, el Boden 2015 da una rentabilidad espectacular. Claro que hay un riesgo ahí, por eso da esa rentabilidad. Pero si uno está dispuesto a aceptarlos, probablemente se exageran los riesgos que corremos.