Buscar este blog

viernes, 8 de octubre de 2010

"Para que las cosas cambien hay que ganarle al gobierno"



El líder de Convergencia Federal Ricardo López Murphy pronosticó que la sociedad buscará en las próximas elecciones "derrotar al oficialismo" y planteó que estará mejor posicionada la coalición que logre demostrar "fortaleza, afinidad y aptitud para mantenerse unida".

López Murphy remarcó que es necesario darle a la Argentina "una alternativa a la fuerza hegemónica" que representa el kirchnerismo con el objetivo de "canalizar un estado de necesidad, de superar las características que tuvieron estos largos ochos años de gestión" entre las administraciones de Néstor y de Cristina Kirchner".

"Creo que va a haber dos grandes frentes canalizando la opinión que no se alinea con el kirchnerismo: uno es el peronismo federal y otro que no es de esa raigambre, que fue el adversario natural del justicialismo, esto es el frente panradical", definió.

En una entrevista con el programa Asteriscos.tv por Canal Metro, el economista destacó que ese panradicalimo no de identifica con "las fuerzas coorporativas de los gremios que es para ellos la espina dorsal. Vamos a trabajar para que la otra coalición alternativa tenga la mejor performance".

Para López Murphy "la sociedad le va a dar alto impacto y peso a derrotar al oficialismo y que va a haber una polarización que va a determinar que sea más exitosa la coalición que logre más capacidad de absorción, más fortaleza, afinidad y aptitud para manterse unida".

Por otra parte, el dirigente de extracción radical se mostró altamente crítico con la decisión del Gobierno de Cristina Kirchner de rechazar al pedido de extradición de Galvarino Apablaza, acusado en Chile del asesinato de un senador de ese país.

"El episodio de dar refugio a un secuestrado y asesino y converttir al país en una gran guarida del derecho internacional significa que se ha perdido todo límite, porque pinta con dramatismo el Estado en el que estamos", sostuvo.

Agregó que se compró "un enorme conflicto porque desmereció la posición de reclamo contra el terrorismo internacional y genera el paradigma doméstico de que lo protegemos" y remarcó que aún con un fallo de la Corte Suprema a favor, el Gobierno decidió no aceptarlo provocando "un agravio de una magnitud extraordinaria".

"Se está diciendo que el sistema jurídico de Chile no respeta los derechos humanos, que allá se loa va a acusar y a perseguir sin respetar el estado de derecho. Es una bofetada inmensa. Se está poniendo el énfasis en quienes han delinquido en otro país y no en enfrentar el delito en el nuestro", remarcó.

En ese punto, el dirigente radical dijo estar "conmocionado porque no hay freno" al delito y reclamó políticas "sensatas" para garantizar "el cumplimiento de la ley y el orden".

Fuente: Asteriscos.com.ar