Buscar este blog

jueves, 15 de julio de 2010

La mayor amenaza a la recuperación económica mundial

Como es conocido, la política monetaria al tener una moneda común, ha dejado de ser un instrumento de cada país, y en consecuencia, la gestión de la política fiscal y los mecanismos regulatorios tienen que tener en cuenta que no va a ser el tipo de cambio el que va a realizar la corrección ante la eventualidad de desequilibrios, sea debido a la inconsistencia de políticas o a un shock de naturaleza externa que altere las condiciones económicas que enfrenta cada uno de los países.

Cuando no existe moneda propia o es inmodificable la paridad, la corrección de los desequilibrios tienen que acomodarse por la política fiscal y la flexibilidad de los mercados de bienes y servicios. Si no existe esa flexibilidad, sea producto de no haber ahorrado en los momentos de auge para poder amortiguar los momentos de receso, como no tener una capacidad de acomodar el ciclo económico en las políticas de ingreso, la adaptación de los desequilibrios se verifica no por precios sino por cantidades.

Así ocurrió en nuestro país hacia comienzos de este siglo. La severa acumulación de deuda por los defasajes fiscales de los 90 y el shock externo, forzaron un fuerte ajuste en cantidades.

El problema que enfrentan los países del sur de Europa es muy parecido al que tenía Argentina en esa época. Hay tres temas centrales. En primer término, cómo corregir este desequilibrio. En segundo lugar, cómo financiar, si existe un desequilibrio preexistente, su adaptación en el tiempo. Por último, cómo darle flexibilidad al sistema de manera que las correcciones no ocurran en cantidades y en sub ocupación de recursos, sino que sea de corrección de precios relativos.

¿Qué pasa cuando los hechos ya ocurrieron? Por ejemplo, como le pasó a la Argentina en el 2000, y como le pasa actualmente a Grecia y en menor medida a España y Portugal. Cuando se ha acumulado una enorme deuda fiscal, ¿qué hacer con eso?

Existe un gran debate en la Comunidad Europea centrado en si se va a tener confianza para dar tiempo para que las política rectoras cumplan su rol, si va haber financiamiento para que ese proceso no se haga en el momento más recesivo sino que se haga en el momento de la recuperación, y como prevenir para que este episodio no vuelva a ocurrir.

Artículo completo en Conexión13.com.ar