Buscar este blog

martes, 23 de febrero de 2010

“Para derrotar a la inflación, se necesita un plan integral”


No duda en calificar de “bien intenso” el proceso de aumentos de precios. El líder de Convergencia Federal, Ricardo López Murphy, estima que la inflación este año ya tiene un piso del 20%. Sólo anualizando los tres últimos meses la cuenta da 24%. Frente a este panorama, para él la salida es instrumentar un “plan integral” en el que converjan distintas variables. “Si no van todas hacia un 15%, no se puede pedir ese nivel de inflación”, apunta.
Es de los que opinan que el ministro Amado Boudou debería preocuparse más por los niveles del gasto público y por cómo reducirlos, que por lo que dice o deja de decir la oposición:


- ¿Inflación o reacomodamiento de precios?
- Hay reacomodamiento para arriba. Es decir que es inflación. Hay una tendencia subyacente a una inflación más alta que la de 2009 que fue del 17%. Este año superará el 20%; ese será el piso. Lo que pasó en los últimos tres meses llevado a anual nos da el 24%. No hay una política fiscal ni de ingresos que atenúe la suba de precios, no hay plan para lidiar con eso. En el gobierno niegan el problema, aun cuando existe y es intenso. Hay muchas razones para que los precios escalen y se explica que el año pasado haya sido menor porque, por ejemplo, en la carne hubo un proceso brutal de liquidación de vientres. Se festejaba la producción de carne que teníamos y, en realidad, era el exterminio del stock ganadero.


- ¿Cuánta responsabilidad le adjudica al nivel del gasto público en este esquema?
- Llevamos varios años de tasas de expansión excepcional del gasto. Tuvimos 37% en 2008 y 32% en 2009. Se preguntará porqué eso no impactó tan fuertemente en la inflación antes. Le diría que, en buena medida, lo atrasaron al golpe la liquidación de vientres y el atraso cambiario. Hoy esas cosas no van a ocurrir. Claramente respecto al primer trimestre de 2009 hay más actividad, en ese momento estábamos en medio de la crisis. El problema es que la tasa de inflación se va a quedar. Se va haciendo inercial. Los ajustes ya son a la inflación que se cree que existe, hay que hacer un esfuerzo grande para bajar de 22 ó 23%. Estamos cuatro o cinco veces por encima de nuestros vecinos y ellos buscaron soluciones.

- ¿Cuál es la solución?
- Se necesitaría un plan integral que haga que todas las variables nominales converjan hacia el 15% este año y hacia tasas de un dígito en 2011. Uno no puede pretender que el gasto crezca al 35% y la inflación sea del 10%. Incluso es posible que crezca más porque está rezagada. El presupuesto para este año no incluía el Fondo del Bicentenario, se creó después porque la plata no les alcanzaba. Con esa improvisación, con ese nivel de informalidad, la inflación no se controla.

- ¿Qué pasa si el Fondo no sale?

- El Congreso lo que pide es que manden el proyecto de ley como corresponde, con todas las variables. Es normal que no de un cheque en blanco. El presupuesto tiene bases falsas y debe transparentarse. El Ejecutivo debe explicar el porqué de cada cosa. Insisto, requiere un plan con una mirada integral.


- Mientras tanto, qué debe esperar la gente…

- Hay que prepararse para una inflación arriba del 20%. No hay que prestarle mucha atención a las cifras oficiales. La crisis de Grecia, es por un tema de falsificación de estadísticas. No es sano tomar la fiebre con un termómetro que no anda. No hace bien a la credibilidad ocultar las cifras. Para hacer el esfuerzo integral del que hablo hay que ponerse de acuerdo con los números. Hoy hasta los líderes sindicales pro gobierno no les creen y piden subas salariales del 22 ó 25%.

Entrevista publicada en La Mañana de Córdoba