Buscar este blog

miércoles, 19 de agosto de 2009

“Se están depredando reservas de la Anses, del Nación y del Central”

“La crisis más profunda es la confianza en la calidad institucional de la Argentina, eso produce un costo muy grande en términos de seguros de confianza sobre las instituciones del país, el segundo problema más grave es el fenomenal desorden fiscal que hay, el tercer problema más grave es la incapacidad de invertir en actividades de largo plazo como en energía, lo que está poniendo en situación límite a la generación de recursos para producir”.

El ex economista jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (Fiel) y ex ministro de Economía del Gobierno de la Alianza, Ricardo López Murphy marcó con ese párrafo la perspectiva que posee sobre la situación económica del país. Destacó las dificultades que tendrá para financiarse el sector público: “Ha desaparecido el superávit primario y hay una situación muy delicada en las provincias. No hay acceso al crédito y entonces se están depredando las reservas de Anses, del Banco Nacion y el Banco Central, eso va a durar por un tiempo, nada más”, apuntó.

J.A: ¿De no tomarse medidas como el ajuste del gasto público podemos tener una situación similar al 2001?
RLM: Vamos a tener una situación sin duda delicada. Seguramente los recursos aguantan hasta mediados de 2010 y después ahí tenemos problemas muy serios salvo que se hicieran unas correcciones que no son muy complejas de hacer. O sea, si se devaluara un poquito más rápido y se fuera un poco más prudente en el gasto, los problemas no se arreglan, pero al menos no se profundizaría la crisis que estamos en este momento.

¿En qué punto estamos de la recesión? 
Diría que debemos estar tocando fondo, después de una muy fuerte caída en el ultimo trimestre del año pasado, a mí me da la sensación que la economía dejó de caer.

¿Cómo ve la situación del empleo? 
Muy complicada en general pero porque veo complicada la inversión. El empleo depende de la inversión y no veo un buen clima de inversión y este es el corazón del problema. Se necesita confianza, reglas de juego claras, diría cierta previsibilidad y todo eso está fallando.

Entrevista completa en el diario EL LIBERAL de Stgo. del Estero